El "balance" es correcto

Ecología - Aquí nos concentramos, entre otras cosas, en el material, el reciclaje, el envase... Por ejemplo, se desechan las materias primas, los grupos de construcción o los elementos que no cumplan con nuestros requisitos de calidad y se envían a reciclar. Una consecuencia que ya comienza en el desarrollo. Y es que SCHAEFER construye con materiales ecológicamente inocuos, de larga vida útil y reutilizables. El diseño sigue este camino. La belleza en la forma, óptica, material, color y háptica que se ajusta a la separación fácil de los materiales en el reciclaje. Las cajas también se componen de los mínimos materiales posibles.

Otro hecho de nuestro balance ecológico es el uso de materiales de envase respetuosos con el medio ambiente. Es decir, los envases se minimizan, son reutilizables, se componen si es posible de un solo material y no contienen materiales nocivos para el medio ambiente. El punto final lo pone la logística. El transporte de nuestros productos se orienta todo lo posible a las exigencias del medio ambiente.